Comer es un placer y cocinar es un arte. Pero el arte se encuentra muy influenciado por su entorno. Las materias primas, la situación geográfica, el clima, la cultura, la religión… Éstos son factores que influyen en que cada país tenga una forma de cocinar distinta y unos platos típicos diferentes.

Para nosotros la gastronomía española es la reina, porque aunque algunos platos los fusionemos con ingredientes y platos típicos de otros países, siempre queremos guardar nuestra tradición. Pero, ¿y vosotros? ¿Cuál es vuestra gastronomía preferida? ¿Española, estadounidense, mexicana, italiana…?

Gastronomía española

Española

¿Qué os vamos a decir de nuestra cocina si ya lo sabéis todo? 😉

Podríamos decir que es una cocina que oscila entre el estilo rural y lo costero, y que representa una diversidad fruto de muchas culturas, así como de paisajes y climas.

La cocina española actual convive con dos realidades, la cocina clásica y popular fundamentada en la tradición, con la cocina actual que emplea las más novedosas e ingeniosas técnicas de cocina de autor, de cocineros que han alcanzado fama internacional reconocida.

Es característico de la cocina española tradicional que se alabe, a veces, más a un cierto ingrediente en concreto que a una preparación culinaria.De esta forma resulta habitual que se alabe a un pescado de una costa específica, de un jamón de cierto lugar, de un garbanzo de un cierto pueblo, etc.

En general, son abundantes los platos elaborados a base de legumbres, como los garbanzos, las lentejas o las judías, empleadas en cocidos y potajes; y el arroz, que es muy popular entre los platos costeros, dando lugar a la paella.

España posee dos líneas costeras amplias y este contacto con el mar hace que la cocina española también posea abundantes recetas de pescado y marisco.

Con respecto a la carne, cabe decir que el consumo de carne de cerdo está muy extendido por todo el territorio. Existe una raza autóctona que es el cerdo ibérico. La mayor parte de este tipo de carne se dedica a la charcutería, que posee diversas variedades de embutidos en cada región de España, tal y como puede ser el chorizo o las morcillas. No obstante el producto porcino más solicitado por los españoles es, con gran diferencia, el jamón, omnipresente en todos los ámbitos culinarios.

La variedad de postres y de dulces en la cocina española es comparable a la diversidad de platos existentes. Es muy habitual que cada región posea un postre típico que emplea una fruta o condimento típico de la zona.

Hoy en día la cocina española es famosa gracias a la labor de numerosos cocineros. La vanguardia es reconocida especialmente gracias a la labor del cocinero Ferran Adrià, que en el verano de 2003 tuvo una gran proyección internacional gracias a los elogios que le rindieron en el suplemento dominical del New York Times. Cabe decir además, que en la lista de los 50 mejores restaurantes del mundo, organizada por Restaurant Magazine este año están presentes 7 restaurantes españoles: El Celler de Can Roca, Mugaritz, Arzak, Quique Dacosta Restaurante, Asador Etxebarri, Azurmendi y el restaurante de Martín Berasategui.

 

Gastronomía estadounidense

Americana

La gastronomía de los Estados Unidos corresponde a una mezcla muy variada y algo interpretada de otras gastronomías nacionales, ya que es un país creado fundamentalmente de inmigrantes procedentes de diferentes países de Europa, Asia, ?frica, y otros países.

Podría denominarse como autóctona la gastronomía de los indios nativos de Norteamérica y el resto es una fusión de diferentes culturas gastronómicas llevadas a diferentes extremos. Por una parte está el fast food, y por otra parte está la comida tradicional fundamentada en las tradiciones ganaderas de antaño, tanto de ganado vacuno como ovino y caprino.

Sobre estos ingredientes procedentes de los indios nativos norteamericanos se fueron añadiendo con el tiempo otras costumbres culinarias e ingredientes procedentes de los grupos de inmigrantes que llegaron masivamente y que procedían de Europa, Asia, ?frica, etc. Todos ellos portaban sus costumbres e ingredientes que con el tiempo se fueron mezclando, y es por esta razón por la que muchos platos tradicionales estadounidenses poseen una raíz originaria en las gastronomías de otros países. Algunos de estos son las tartas de manzana, el brownie o las hamburguesas.

 

Gastronomía mexicana

Mexico

La gastronomía mexicana es el conjunto de platos endémicos de México, que fusionan las tradiciones tanto de la cocina mesoamericana como europea, entre otras. Además, cabe decir que el 16 de noviembre de 2010 la gastronomía mexicana fue reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

La diversidad es la característica esencial de la cocina mexicana. Casi cada estado mexicano posee sus propias recetas y tradiciones culinarias.

Hay ciertas creaciones gastronómicas que surgieron localmente y que por su calidad y aceptación generalizada se han vuelto emblemáticas de la cocina mexicana en lo general. Éste es el caso de platos como la cochinita pibil (yucateca), el mole oaxaqueño, el mole poblano, el pozole (identificado con Sinaloa, Jalisco y Guerrero), el cabrito (coahuilense y neoleonense), el pan de cazón campechano, el Churipu y las corundas purépechas (de Michoacán), el menudo de Sinaloa, Sonora y Chihuahua y otros muchos alimentos, en una larga lista de honor de la gastronomía mexicana.

En el conjunto inmenso de cocinas regionales bien diferenciadas, se caracterizan todas ellas por un componente indígena básico en sus ingredientes y en las formas de preparación de los alimentos y en este orden podría decirse que el común denominador de tales gastronomías es el uso del maíz y del chile y del frijol, acompañados por el siempre presente jitomate, en sus diversas formas y variedades.

Como un ejemplo de la riqueza y diversidad de la comida mexicana podemos citar el consumo de los insectos, que aunque no es exclusivo de México, si muestra la adaptación de la cocina tradicional a una gran variedad de ambientes y recursos.

 

Gastronomía peruana

Peruana

Podríamos decir que los platos peruanos no son de los más famosos, pero es que en los últimos años no hacen más que darse a conocer. En la Cuarta Cumbre Internacional de Gastronomía Madrid Fusión 2006, la ciudad de Lima fue declarada capital gastronómica de América, en tanto que el 12 de diciembre de 2012, Perú fue distinguido en los World Travel Awards, como principal destino culinario a nivel mundial.

Las artes culinarias peruanas están en constante evolución y ésta, sumada a la variedad de platos tradicionales, hace imposible establecer una lista completa de sus platos representativos. Cabe mencionar que a lo largo de la costa peruana existen más de dos mil quinientos diferentes tipos registrados de sopas, asimismo existen más de 250 postres tradicionales.

La gran variedad de la gastronomía peruana se sustenta en tres fuentes:

  • La particularidad de la geografía de Perú
  • La mezcla de culturas
  • La adaptación de culturas milenarias a la cocina moderna

El arroz es un alimento que acompaña muchos platos de la gastronomía de este país popularizado principalmente a partir del siglo XIX con la influencia chino-cantonesa.

Desde fines del siglo XX e inicios del siglo XXI, el ceviche, el pollo a la brasa y los platos de chifa constituyen los representantes más populares de la comida peruana.

Y queremos destacar dentro de sus postres el suspiro de limeña, un antiguo postre limeño consistente en una capa de manjar blanco de yemas cubierto por un merengue italiano hecho de oporto y espolvoreado de canela.

 

Gastronomía japonesa

Japo

El término moderno “Comida japonesa” o washoku se refiere a la comida de estilo tradicional, similar a la que existía antes del final del aislamiento nacional de 1868.

La comida japonesa es conocida por su énfasis en la estacionalidad de los alimentos, calidad y presentación de sus ingredientes.

Hay muchas opiniones sobre qué es fundamental en la cocina japonesa. Muchos piensan que el sushi o las comidas elegantes estilizadas del formal kaiseki se originaron como parte de la ceremonia del té japonesa.

La cocina tradicional está dominada por el arroz blanco. Cualquier otro plato servido durante una comida se considera secundario, ya que éstos se sirven para realzar el sabor del arroz.

La comida más común, sin embargo, se llama ichijū-sansai (“una sopa, tres platillos secundarios”) con una técnica de preparación diferente para cada uno. Los tres platos secundarios son normalmente pescado crudo (sashimi), un plato a la parrilla, y un plato cocido a fuego lento.

Entre los platos japoneses más famosos podemos encontrar: Platos fritos (Agemono), platos a la plancha y fritos en sartén (Yakimono), nabemono (cocina en cazuela), tallarines (Men-rui), arroz (Gohanmono), sashimi, sopas y el sushi.

 

Gastronomía francesa

Sin título-1

La gastronomía de Francia está considerada como una de las más importantes del mundo. Está caracterizada por su variedad, fruto de la diversidad regional francesa, tanto cultural como de materias primas, pero también por su refinamiento.

Está ahora incluida, junto con la gastronomía de México, en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, desde el 16 de noviembre de 2010.

En el extranjero se asocia normalmente con la alta cocina servida en los grandes restaurantes y con elevados precios. Pero hay otros productos, más cercanos al consumidor de a pie que la llamada haute cuisine, que están universalmente identificados con la gastronomía gala. Es el caso de la baguette, del paté o de los vinos y quesos franceses, que con su amplia variedad y elevada calidad forman el buque insignia de la gastronomía del Hexagone.

 

Gastronomía italiana

Italiana

La cocina italiana, está incluida dentro de la denominada gastronomía mediterránea y es imitada y practicada en todo el mundo. Es muy común que se conozca a la gastronomía de Italia por sus platos más famosos, como la pizza, la pasta y el risotto, pero lo cierto es que es una cocina donde coexisten los abundantes olores y los sabores del mediterráneo.

La pasta es el ingrediente más reputado de esta cocina europea. Hay una gran selección de pastas que pueden prepararse como plato fuerte (como la lasaña y los macarrones) y suelen servirse al comenzar la comida, de forma sencilla, con mantequilla, parmesano, ragú de carne (a la bolognesa) o diversas salsas (alla carbonara, napolitana, cuatro quesos, etc), a veces aceite de oliva o acompañamientos como los mejillones. También hay pastas rellenas, como los raviolis, los tortellini, los cappelletti de Emilia (elaborados con carne de pollo picada) y los pansotti de Rapallo (rellenos es espinaca y ricotta).

Los platos hechos con arroz, que se denominan risottos son uno de los elementos característicos de la cocina del norte del país.

Y por último destacamos la pizza y la focaccia, y otras recetas parecidas, como el calzone (una especie de pizza cerrada sobre sí misma) y otros platos como la piadina, la crescentina o el borlengo.

Y entre los postres, uno de los tradicionales es el helado (gelato), además del tiramisú, elaborado con uno de los quesos italianos típicos: el mascarpone.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR