la foto 2

¿A quién no le gusta un buen jamón? Y si es ibérico de bellota, mejor. Un producto gourmet y uno de los mayores tesoros de nuestra gastronomía, que podemos utilizar de diversas maneras: como entrante o como acompañamiento con melón o salmorejo, entre otros. A nosotros el que más nos gusta, el de Arturo Sánchez.

Esta empresa familiar cuentan con la mejor materia prima, y la elaboran artesanalmente con la máxima dedicación, mimo y cuidado de cada pieza. Además, han implantado controles de fabricación, calidad, controles sanitarios y de trazabilidad, que aseguran la elaboración óptima de sus productos bajo la D.O. Guijuelo, la Norma de Calidad del Ibérico y la normativa de calidad ISO 9001-2000.

CERDOS-BLOG

Todos sus productos se curan en secaderos y bodegas naturales de Guijuelo, con los aires fríos de las sierras cercanas de Gredos y Béjar, controlando día a día esa curación con la apertura y cierre manual de las ventanas, permitiendo ese paso de aire de forma gradual para realizar una maduración lenta, y así conseguir que vayan adquiriendo ese sabor y aroma que los hace diferentes.

El jamón ibérico es un tipo de jamón que procede del cerdo de raza ibérica, y cuya producción requiere como mínimo un 50% de pureza de esta raza para poder denominarse así.  Y dentro de todos los tipos, el de bellota es el que proviene del animal que en el período de montanera (engorde) se alimenta de bellotas y pastos.

IMG_4509 (2)

Una duda que puede entrarnos a menudo es si estamos ante un auténtico jamón ibérico de bellota o ante una copia… ¿y cómo reconocerlo? Aquí os dejamos algunas pistas:

  1. Color de la pezuña. Ésta ha de ser negra y debe estar desgastada debido a la libertad de los cerdos.
  2. La textura de la grasa del jamón es lo que determina la alimentación que ha llevado el animal durante su vida. Si la grasa es suave al tacto y al presionar ésta se hunde fácilmente, estamos ante un jamón ibérico de bellota.
  3. El color de la grasa del jamón determinará el tiempo de curación y la calidad. Un jamón ibérico de bellota curado presenta su grasa con un color amarillo un poco oscuro, un tono oro.
  4. El peso normal de un jamón ibérico debe estar comprendido entre 6,5 y 8,5 kilos.

Y ahora, ¡a disfrutar de este manjar!

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR